domingo, 21 de diciembre de 2014

Hermosas terquedades

               a la lu lu

hasta los cuatro años
lucía nunca saludó cuando se iba
se guardaba los besos y crecía el llanto
por esa triste realidad de despedirse
aunque nos fuera a ver la otra semana
salía medio enojada medio escondida
y nunca
aunque le pidiera con ternura
aunque le dijera ya nos vemos
con mi voz más calma
nunca conseguí
que me dijera chau
o que me diera un beso de hasta pronto...
para recibirnos en cambio
venía corre que te corre salto alegre
gritaba nuestros nombres por la casa
nos abrazaba fuerte a cada uno
y todo en su cuerpito
                  era una fiesta

C.

Gracias

                                        a la familia grande

no tengo un santuario al que llevar mis flores
tengo
un universo verde azul violeta y amarillo
hermanos de caras imperfectas
que saben limpiarse con la lluvia
que lloran los nombres de la muerte
y juegan entrados en la vida
a saberse las almas y los cuerpos
a compartirse las ganas de cambiar
despaciamente
a cantar la dulzura
a dibujar los pájaros que faltan
a plantar los árboles perdidos
en estos caminos por los que se cuela el odio
con su sombra de hambre
con su voz de gritos...
no nos aterra la noche
-la luna es sabia-
apenas un miedo humano nos visita
cuando la pena pisa cerca nuestro
pero el horror no puede
la injusticia no puede
jamás pudo
esconderse del sol
ni del corazón de mis hermanos
que van templando la risa
que recuerdan
que no han llegado en vano
sino a estallar en luz
a ser la luz feliz entre los hombres
la historia del deseo inmenso y simple
la gravedad del niño mientras sueña
que su casa es un país pequeño
donde cabe toda la esperanza
y dicen sí
y dicen sí a la belleza concreta real posible
y respetan al pueblo
y son el pueblo despertando
desperezandosé
con la paz de una mirada amiga
para que brille todo
para que exista todo
                      en el amor
                            ese único dios
                                    en el que creo

C.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Algunas cosas que importan más que las palabras

siempre te esperé con las sábanas limpias
aunque yo no sea limpia ni sucia
aunque no sea y no quiera convertirme en ninguna de ambas
tuve ese gesto
pequeño
para que estuvieras bien
para recibirte bien
-inquilino de paso-
para que durmieras bien
y yo
poder dormir días con vos cuando te fueras...
siempre te esperé
con las sábanas limpias
como una mujer buena
aunque yo no sea buena ni mala
aunque no sea y no quiera convertirme en ninguna de ellas
sino en esta que soy
-contradictoria-
esta mujer que te vio y te quiso
y antes de verte te quiso de otra forma y cuando no te vea te seguirá queriendo
porque nunca cogimos antes de hacer el amor
porque nunca nos hablamos antes de escucharnos
la palabra quieta
porque vos deseabas recordarme...
y aunque me dejes por una o por otras o por ninguna
vos siempre vas a ser mejor para el recuerdo
tan sólo por eso
te pediría
que te olvides de todos mis poemas si querés
pero que incluyas
esta sencilla imagen
este pequeño gesto de esperarte
cada vez
con la ventana abierta
y las sábanas
                 limpias

C.

sábado, 13 de diciembre de 2014

Desde este sur

                           a la romi santini

hay hombres que hacen máquinas terribles
nosotras hacemos poemas...
tal vez sea sensación de culpa
contribución voluntaria hacia otro punto
anhelo de habitar la maravilla
tal vez
tal vez apuesta  a este amor humano
próximo sensible sencillísimo
de acá nomás
de nosotros de ustedes de vos y yo...
porque entonces escribo
como mujer común
como mujer de tierra
y los que saben de mí saben
que hace años que me digo chola
viajera también hace algún tiempo
o mujer caracol
-como decís-
con su casita a cuestas
con su país a cuestas
con cada hermanita y cada hermano
andando este camino insospechable..
lenta
pero de mucha intensidad
lenta
pero de tanta intensidad
que se agradece
que agradezco
llegar así de a poco
a sí de tarde
           a cada cosa

C.


En esta navidad destapá toda la felicidad que falta

papá noel o el niño dios o los gobernadores que tenemos
van a dejar regalitos para los vagabundos para los limpia vidrios
para los niños de la calle para los niños pobres de las villas
debajo del árbol gigantesco
que nuevamente decoran en la plaza españa?
en la ciudad del faro sin el mar
de las salas del incaa y la piojera cerradas
el arte público es un árbol asqueroso
eso digo
la violencia social también empieza en estas cosas
el poder afirmado en la carencia
pisoteandolé al pueblo la esperanza
tocandolé el culo
cagandosé de risa...
hoy pensé en yamila cuello en facundo rivera alegre en el guere pellico
y después hay gente que se espanta
y después hay gente que asesina
con palabras denigrantes
o con armas de fuego
pero la violencia social crece en la bronca
advierto
de las desigualdades políticamente programadas
de la marginación planificada a plazo fijo
de las faltas abismales de justicia
y el costo es muy alto
lo sabés
demasiado alto hay que decirlo
si se monta el gran circo
                                sin el pan

C.

martes, 9 de diciembre de 2014

No me gusta apostar monedas

hablo de cosas serias importantes
como que a paola acosta la asesinó el padre de su hija a puñaladas
y en méxico cada vez nos faltan más hermanos
y la yamila cuello o la pequeña otoño uriarte
todavía no vuelven a sus casas
hablo de cosas serias
importantes
como que hoy son 116
como pedirte que me sientes en tu falda
que despiertes la risa
o que me comas los pechos de a poquísimo
o me beses la boca
o que te pierdas y te encuentres
o que me pierda y me encuentre
haciendonós el amor
ese pequeño gesto inmenso gesto humano de igualdad concreta
para iniciar cualquier revolución
o al menos
o al menos
o al menos
              la resistencia

C.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Correspondencias

otra vez ganaron dilma y el evo
tabaré se para para ser…
los intelectuales de la calle
los militantes académicos
los señores mediáticos
dictan sus juicios vibrantes
a favor y en contra
-las verdades siempre tienen nombres propios-
yo simplemente sonrío…
de niña a esta parte
quise ser monja cantante y prostituta
todo eso en ese orden
y me salió ser esto
adoradora del cosmos
escribidora de versos
y amante feliz a precio justo
entonces
ante palabras grandes el silencio
ante sentencias graves la  sonrisa
de todas formas
la sonrisa
que quede claro…
también de niña a esta parte
desaprendí modales e instrucciones
por eso
cuando la mesa está puesta
no tengo la costumbre
                                   de lavarme

                                             las manos

C.